Diana Limón

Diana Limón | Colaborador

Las letras, la música, los viajes y los videojuegos son sus grandes inspiraciones. Periodista orgullosamente hecha en CU.IDs: Dianacht

En 1996, PlayStation consiguió su propia mascota (más o menos): Crash Bandicoot. Este personaje era propiedad de Universal Studios, pero Sony obtuvo la licencia para hacer un videojuego que mandaron desarrollar con Naughty Dog. El resultado fue una excelente franquicia, que decayó en el momento en que ese estudio se puso a trabajar en otros proyectos. Pero todo pudo ser algo diferente. El video con la animación que acompaña esta nota iba a ser parte del juego. Su principio y final, respectivamente.

 

David Siller, uno de los productores de Crash, fue quien compartió esta información. Los dibujos estaban inspirados por caricaturas exitosas de la época como Animaniacs, pero se descartó su uso porque Sony insistía en que la tercera dimensión era lo mejor. Además, "la discusión en Universal en aquella época era que si el juego era exitoso (antes de que llegara Sony), entonces esta animación sería como un prototipo para una posible caricatura y para incluirlo en el juego... una atracción de Crash Bandicoot (en los parques de los estudios Universal) también fue discutida". ¿Te imaginas una atracción de eso?

 

crashbotarga.jpg

Nos tuvimos que conformar con botargas en los parques Universal. Foto: Naughty Dog

 

 

Ya que no lo hicieron en su momento de gloria, dudamos que alguna vez exista una caricatura o una atracción... aunque quizás sea lo mejor. Pregúntenle a Link. Y gracias a que es Universal quien tiene los derechos de Crash, también es poco probable que veamos otro videojuego suyo de calidad pronto. ¡Pero no nos quejamos si nos sorprenden!

 

Gracias, Polygon

 

Síguenos en Twitter @gamedots y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

 

Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de gamedots.mx

Videos Recomendados
¿Qué piensas? Comparte tu opinión
Lo que pasa en la Red